dimarts, 29 de setembre de 2009

Paliza en el Centro de Exterminio de Madrid VII

29/9/2009 x La Haine .-El pasado día 22 de Septiembre, un grupo de 7 funcionarios propinaron
una brutal paliza a Rosa María Villalba Rojo, tras la discursión de esta con otra interna Rosa está en aislamiento desde entonces sin que haya recibido ningún tipo de asistencia médica. Además, la semana pasada tenía un vis a vis familiar que suspendieron para que sus familiares no pudiesen ver las marcas que ella tenía por todo el cuerpo ( “ tengo moratones por todo el cuerpo y algún músculo tocado, puesto que he perdido movilidad en el brazo derecho”) y que evidenciaban los brutales golpes propinados por los funcionarios que la humillaron tanto física como psicológicamente.
Rosa también fue testigo cuando se encontraba presa en el C.P. Brieva de multitud de abusos sexuales por parte de los funcionarios a las internas y un intento de abuso hacia ella misma, que la supuso un nuevo proceso judicial por agresión al funcionario que había intentado abusar de ella. Ahora, la mayoría de los documentos que atestiguaban los abusos en Brieva que ella tenía para tomar medidas legales contra este tipo de prácticas, se han “ perdido” en una carta que nunca llegó a la
abogada.
Rosa decidió hace una semana ponerse en Huelga de Hambre por lo sucedido, exigieexigiendo asistencia médica y que se tomen medidas contra estos abusos, por otro lado tan frecuentes en las prisiones de todo el Estado.
Hacemos un llamamiento a la solidaridad desde la calle para que se envien todxs los faxes y cartas posibles al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 5 de Madrid.el modelo de escrito de Queja lo podeis encontrar en la web de la haine donde aparece la noticia.La dirección para escribir a Rosa y darla apoyo es:
Rosa María Villalba RojoC.P. Madrid VII ( Estremera) (M-Aislamiento)Paraje El Chorrillo Ctra, M-241 km.5,750C.P. 28595 Estremera (Madrid)
NO OLVIDAMOS NI UNA SOLA DE VUESTRAS TORTURAS!!
SOLIDARIDAD ACTIVA CON LXS PRESXS QUE LUCHAN!!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada